EmotivaCPC

Un silencio reparador | EmotivaCPC

-Creo que a mis alumnos no les interesa lo que imparto en clase porque no hablo su mismo idioma.
-Explíqueme mejor, si no le importa.
-No me importa, aunque compruebo que es usted un hombre parco en palabras.
-¿Por qué dice eso?
-Por lo que poco que habla y lo mucho que me pide hablar.
-Esa es mi labor.
-¿Hacerme hablar?
-Hacerle reflexionar. De nada sirve hablar sin pensar antes lo que se habla.
-De acuerdo a lo que me ha explicado, debería decirle que ese es su mapa, ¿no es cierto?
-Tan cierto como que eso que dice también forma parte del suyo.
-No hay por dónde cogerle a usted.
-Tampoco hay necesidad, ¿o es que ha venido a la sesión para “cazar al coach”?
-No, está claro que no. Más bien vengo a que me cace usted a mí.
-¿Por qué no prueba a cazarse usted a sí mismo?
-¿Ya empieza con sus preguntas?
-Le recuerdo que me contrató para esto.
-Tiene razón. De nuevo vuelve a tenerla.
-Pues no se demore más, haga el favor, y explíqueme a qué se refiere cuando dice que no se comunica en el mismo idioma que sus alumnos.
-Me refiero a que creo que el problema no es tanto el contenido sino la forma.
-¿Cree eso, realmente?
-Totalmente. Hablando con usted me doy cuenta de lo mucho que me esfuerzo en seleccionar el contenido, y lo poco que tengo en cuenta la forma en la que se lo hago llegar a mis alumnos.
-¿Y qué necesitaría para cuidar esa forma?
-Tal vez olvidar la parte más académica de la asignatura, y centrarme en lo hermoso del acto mismo de impartir clase.
-¿Qué tiene de hermoso?
-Todo. El hecho de dar clase es hermoso… Y me doy cuenta de que no importa de qué sea esa clase. Quiero decir, el contenido es necesario, ¡qué duda cabe!, pero el acto de formar, educar, hablar, tratar y acompañar a un grupo de adolescentes, cada día, está muy por encima de la asignatura.
-Muchos profesores no opinan como usted.
-¿De nuevo su mapa?
-Puede ser, aunque, por desgracia, creo que, de serlo, este mapa estaría muy generalizado.
-No le falta razón, siempre se lo digo. Y en este caso tampoco se la quitaré: son muchos los que, dedicándose a la enseñanza, no se paran a disfrutar del hecho mismo de enseñar.
-¿Cree usted que esas actitudes, tan extendidas, pudieran influir en el interés del alumnado?
-Esa es una buena pregunta.
-Gracias.
-Como todas las que usted hace.
-Habrá alguna que no, nadie es perfecto.
-De momento todas consiguen su objetivo.
-¿Y cuál cree que es?
-Encontrar respuestas. Pero respuestas auténticas, de las que no se conocían, de las que, aún existiendo, permanecían ocultas.
-Esa es una buena respuesta.
-Ahora le doy las gracias yo.
-Tiene usted a bien, más allá de ser educado, el dar siempre buenas respuestas.
-Tal vez sea a causa de las buenas preguntas que me hace.
-Puede ser. Pudiera ser, en cambio, que la pregunta sea una mera excusa.
-¿Para qué?
-Para que encuentre las respuestas que no necesitan de interrogantes.
-Se está poniendo usted muy filosófico.
-No crea. Solo digo que hay respuestas que no responden a preguntas, sino que son fruto del silencio.
-¿Del silencio?
-De ese tipo de silencio que pasamos por alto. Del silencio reparador, del silencio que surge cuando acallamos nuestra mente y no necesitamos preguntas para encontrar respuestas.
-Lo dicho. Se ha puesto muy metafísico.
-Y le pido disculpas. Lo último que deseo es divagar acerca del proceso de iluminación. Si no le importa, retomemos su objetivo.
-Me parece perfecto.
-Recapitulando, usted quería motivar a sus alumnos.
-Exactamente.
-Muy bien. Con todo lo que hemos hablado, hasta ahora, ¿qué tendría que cambiar, en sus clases, para lograrlo?

CONTINUARÁ….

Esteban García Valdivia (Emotiva CPC)
www.estebangarciavaldivia.com
www.facebook.com/egvaldivia
@egarciavaldivia

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestra
Newsletter

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This