Tu y yo somos eternos | EmotivaCPC

El hombre fue interrogado, torturado y obligado a escribir cuatro reglas que resumieran el secreto para lograr una vida plena y feliz.

“Fluye con la situación, sea la que sea.” Esta fue la primera ley que el hombre escribió, temeroso, en el gran libro del jefe de la tribu enemiga.

“Nunca olvides que todo es cambio.” Así escribió el hombre, como segunda ley, en el gran libro de su enemigo.

“Déjate llevar por la misericordia de la práctica del perdón.” Esta tercera ley también fue escrita por el hombre en el gran libro del jefe.

“Tú y yo somos eternos.” El hombre terminó de escribir la última ley que le obligaron a revelar, y dejó la pluma sobre la mesa del jefe de la tribu enemiga.

Al cabo de unos minutos, después de leer las cuatro leyes, los sabios del poblado le condenaron a muerte. Fue ajusticiado en cuestión de segundos.

De su historia no quedó ni su nombre.

Pero quedó su vida, plena y feliz, como ejemplo veraz de sus palabras. El hombre hizo lo que le pidieron y fluyó con la situación, aceptando el más que esperado cambio que terminó con su vida. Murió sin rencor, perdonando a sus verdugos y entendiendo que sus circunstancias valían tanto como las de sus enemigos.

-¡Abuelo! -exclamó el niño-, ¿y de la eternidad no dices nada? ¿Se convirtió, aquel hombre, como había dejado escrito, en alguien eterno?
El abuelo sonrió con ternura. Se acercó al rostro de su nieto y despeinándole, en ademán cariñoso, le dijo en un susurro: “Tanto como él…”
-No te entiendo, abuelo.
-Tanto como él, mi niño… Tú y yo somos eternos.

Esteban García Valdivia (Emotiva CPC)
www.estebangarciavaldivia.com
www.facebook.com/egvaldivia
@egarciavaldivia

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestra
Newsletter

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This