La música para mejorar el lenguaje y la expresión | EmotivaCPC

La música es un buen recurso para el trabajo con aquellos niños que presentan dificultades en el ámbito del lenguaje y la comunicación. Está cargada de estímulos, no únicamente auditivos, pues la música despierta el oído, la vista, el tacto, a nivel kinestésico… De hecho, podemos considerar la música como una experiencia sensorial en sí misma que proporciona cierta relajación, incita a la acción y genera en torno a ella una atmósfera de alegría y seguridad por su estructura cerrada.

Por otro lado, favorece el desarrollo emocional, por los estados de ánimo que puede suscitar, así como mejora las dificultades en la comunicación, en la integración sensorial y la interacción, además de aportar calma y equilibrio, y favorecer la conexión con el aquí y el ahora.

Entendemos la música como ritmo y movimiento que provoca acción, cubriendo la necesidad del niño de expresarse y moverse constantemente, por lo que puede utilizarse para abrir canales de comunicación a través del cuerpo.

En el ámbito familiar, los padres de niños con dificultades del lenguaje y expresión, podrían realizar algunos juegos musicales para la estimulación y mejora de este ámbito:

• Jugar a identificar melodías con estados emocionales.

• Juegos con canciones alternando estrofas con el niño, para provocar el diálogo y la atención.

Acompañar la música con movimientos corporales al ritmo, caminando, imitando los movimientos de algún animal, para favorecer la comunicación no verbal.

Pintar al ritmo de la música a distintas velocidades, lo que fomenta la atención y agilidad psicomotriz.

Cantar con las vocales para mejorar la pronunciación del niño.

Tararear con la boca cerrada para mejorar la respiración y vibración de las cuerdas vocales.

• Usar el cuerpo como percusión, por ejemplo en juegos de palmas para mejorar el ritmo, la coordinación y la atención.

Una de las cualidades fundamentales de la música y las canciones es desarrollar y reforzar la destreza de la comprensión auditiva. Además, a través de ella, se puede descubrir, aprender, practicar y utilizar léxico nuevo, estructuras gramaticales, funciones del lenguaje y aspectos culturales.

También sirve para practicar y enfatizar aspectos de acentuación, pronunciación y entonación. El escuchar y el repetir son componentes del trabajo de audición y lenguaje, usándose como una técnica para trabajar la pronunciación.

En caso de duda o interés en el uso de terapias para la estimulación del lenguaje y la comunicación, lo recomendable es consultar con un especialista.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestra
Newsletter

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This