IMPORTANCIA DE LA PSICOMOTRICIDAD EN INFANTIL: BENEFICIOS Y OBSERVACIÓN PSICOMOTORA | EmotivaCPC

Hoy queremos hablar sobre los beneficios de la psicomotricidad y la observación psicomotora.

¿Cuáles son los beneficios de la práctica psicomotriz? Muchísimos. En primer lugar el niño aprenderá a conocer su propio cuerpo y las posibilidades que le ofrece la acción porque pondrá a trabajar sus habilidades motrices. Por otro lado le animará en gran medida a descubrir lo que le rodea por sí mismo y con ello verá que hay dificultades que superar y que puede hacerse de distintas formas: eso le hará no temer a los nuevos retos al tiempo que juega con otros niños dentro del respeto (entre niños y mediante juegos, él o ella sentirán que se divierten).

Por lo tanto, siendo la psicomotricidad una actividad preventiva, terapéutica y educativa, si un niño la practica desde muy pequeño le ayudará a controlar mejor su cuerpo tanto física como mentalmente: cada solución a cada prueba que supera y se le plantea, le enseña valores solidarios, concepto de competencia o expresión de emociones y con ello le estaremos ayudando a formar su personalidad en la tolerancia y sociabilidad. Y, como el movimiento corporal posibilita esa relación con el entorno  y ese desarrollo de cuerpo, mente, espíritu, podremos ver cómo es la evolución del niño a través de su juego hasta llegar a la máxima capacidad de sus habilidades psicomotoras.

Para terminar, haremos un pequeño resumen de algunas etapas y de puntos importantes en la evolución del niño.

 

  1. DESCUBRIMIENTO Y “CONQUISTA” del mundo

En los primeros dos años de vida el niño “piensa haciendo”: aquello que percibe de sí mismo y de los demás son acciones y sus resultados, así que será con sus movimientos como explore y comprenda su entorno. Como le faltan algunos años para su capacidad lingüística, aquella que le ayude a planificar o analizar sus acciones, hay que facilitarle las cosas sin llegar a saturarles. Le facilitaremos una libertad de movimientos para que adquiera fuerza y control en sus músculos y así pueda explorar, gatear, pasear, saltar, dibujar, construir… porque para dominar el movimiento hay que moverse.

 

  1. EL DESARROLLO “NORMAL”

Existen unas tablas de desarrollo para saber si un hijo evoluciona de forma correcta conforme a su edad y que muchos padres usan. Estas tablas se organizan por edades y sirven como un punto de referencia, sin embargo: ojo, hay que interpretarlas con mucho cuidado porque a veces los niños se pueden apartar de la norma sin significar por ello que sufran ningún trastorno de desarrollo: cada niño tiene su propio ritmo y antes de que salten las alarmas debemos consultar a un especialista.

 

¿Cómo podemos ver la evolución psicomotora del niño?

A través de su juego: ver cómo se consolida su destreza física desde el primer juego sensorio-motor chupando, golpeando, apilando…hasta los juegos de reglas que obligan a realizar una serie de acciones evitando otras.

También veremos cómo algunos retos de coordinación que antes no podían hacer (saltar a la pata coja o a la comba) ahora son accesibles: hay un largo recorrido todavía por delante, pero con práctica llegará lejos.

 

 

DIANA CORDOBA

EQUIPO EDUCATIVO EMOTIVA CPC

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestra
Newsletter

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This