¡Feliz inauguración! | EmotivaCPC

Enhorabuena. Acabas de ser partícipe de la inauguración de este blog (en realidad, cada vez que leas esto, estaremos inaugurándolo).

No sé si habrás oído el típico: “Queda inaugurado este espacio que pretende ser un haz de luz en los momentos de oscuridad”, ni si, después de que la orquesta haya tocado el himno a la alegría del maestro Beethoven (novena sinfonía, para más señas), has escuchado a nuestra benefactora dar las gracias a todos los alumnos y alumnas que, desde el principio, creyeron y apostaron por nosotros como centro de formación y transformación personal.

Vale, entiendo que el bullicio de toda la gente que ha asistido a la inauguración, te haya impedido sacarte una foto con los profesores que imparten formación por aquí, pero no pasa nada, volverás a encontrártelos, ya sea en las clases, ¡o en este mismo blog!, que para algo lo estamos inaugurando. Por el contrario, sí que te he visto, de manera activa, leyendo y comentando el programa de mano de la fiesta, donde se lee bien claro que, todo aquel que se dé un paseo por este espacio, será bien recibido y agasajado con reflexiones, cuentos con moraleja, artículos, noticias y demás formas artísticas que, por arte de magia, forman las letras.

Te he visto sacando fotos con el móvil a las paredes del lugar, donde hay varias frases escritas: “este será un lugar vivo”, dice alguna de ellas, “las actualizaciones serán regulares”, dice otra, “nuestro blog será punto de encuentro para profesores, alumnos y alumnas, personas interesadas en el crecimiento personal y cualquiera con interés por entender sus emociones”. Esta última frase es la que más te ha gustado, que te he visto sacándote fotos desde varios ángulos y con varias personas diferentes. (Te contaré un secreto: esas personas no eran personas, eran el amor, el miedo y el enfado, tres de las emociones primarias, que se habían disfrazado de personas con motivo de la inauguración, y que andaban buscando al resto de emociones).

En fin, me alegro de que te lo estés pasando bien. Siéntete como en tu casa. Bueno, ¡en realidad esta es tu casa!, porque, ¿sabes?, no tendríamos nada que inaugurar si tu felicidad no nos inspirara a abrir, cada día, las puertas a una nueva sonrisa.

Adelante, pasa y sigue disfrutando con nosotros de la fiesta.

¡Feliz inauguración!

 

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestra
Newsletter

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This