EmotivaCPC

El juego y los juguetes | EmotivaCPC

El juego es la principal actividad de la infancia y forma parte del proceso de desarrollo, madurez y aprendizaje de la vida. Ayuda al niño a comprender mejor el entorno que le rodea y a desarrollar habilidades psicomotrices, de lenguaje, de comunicación y estimula los sentidos y la creatividad. Pero el juego, no es sólo una actividad única de la etapa infantil, sino que forma parte del desarrollo general de niños, jóvenes y adolescentes.

El juego, puede ser libre o dirigido, pero no únicamente tiene un carácter lúdico, sino también sirve para fomentar aprendizajes, con la finalidad conjunta de divertir y enseñar al niño. Es una manera de favorecer el ejercicio físico en mayor o menor grado, estimula la creatividad, la imaginación y alimenta su necesidad de explorar cosas nuevas. Así mismo, le ayuda a regular emociones y a tolerar frustraciones, además de desarrollar la inteligencia al enfrentarse a nuevos retos. También, es otra manera de que el niño, además de expresar miedos o angustias, pueda aumentar su autoestima y confianza en sí mismo.

Por ello, en estos días, en los que los padres hacemos un proceso de selección de los juguetes que van a usar nuestros hijos en los próximos meses, sería conveniente tener en cuenta ciertos aspectos:

  • Mirar juguetes o juegos que sean adecuados a su edad, que comprendan su uso y así, puedan disfrutar de ellos autónomamente.
  • A la hora de elegir un juguete hay que tener en cuenta los gustos e intereses del niño, sin imponer nuestro criterio adulto.
  • Es recomendable, que ofrezcamos juguetes de diferentes materiales, que aporten al niño variedad de estímulos sensoriales. El plástico es el material más común, pero el menos estimulante.
  • Deben ser juguetes seguros para ellos.

Además del componente puramente lúdico, es bueno que tengamos en cuenta el componente educativo de muchos de los juguetes que podemos encontrar hoy día en el mercado:

  • Juguetes que favorecen el razonamiento, el desarrollo de la inteligencia, de habilidades lógicas y cognitivas como la atención, memoria…
  • Juegos creativos, abiertos a la imaginación, manipulativos, que se pueden transformar y que fomentan el juego simbólico.
  • Juguetes que ayudan a mejorar la comunicación y el lenguaje.
  • Juguetes que favorecen habilidades motrices, ya sea motricidad fina o gruesa.

En general, como padres es bueno que tengamos presente juguetes que además de partir de sus intereses o preferencias además puedan abarcar aspectos como los anteriormente mencionados. De esta manera, el niño no sólo se divertirá, sino que le estaremos ayudando a crecer, fomentar y potenciar sus intereses y talentos propios.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestra
Newsletter

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This