EmotivaCPC

El Curriculum Vitae | EmotivaCPC

Yo, que nunca me he distinguido por andar dándomelas de listo, quiero romper una lanza a mi favor, echarme flores encima y decir bien alto que estoy orgulloso de mí mismo.

Vale, es cierto que puede resultar bastante chocante el presentarme así, sin decir quién soy, a qué me dedico, y todas esas cosas que se suelen decir cuando no nos conocen. Puedo entender, también, que el hecho de iniciar mi presentación con una muestra de amor y respeto hacia mi persona, sea una forma que no se estile mucho hoy en día, más acostumbrados a esa obsesión insana por resultar perfectos, que a la condescendencia hacia los aspectos que nos hacen humanos. Te concedo estos pequeños detalles, tienes mi comprensión, pero… ¡Es lo que hay!

Te contaré por qué, con la esperanza de que tú también me comprendas a mí aunque, si te soy sincero, hace tiempo que entendí que la comprensión ajena no es algo que pueda hacerme cambiar de idea si la idea, precisamente, me ayuda a comprenderme a mí mismo. El caso es que he aprendido a aceptarme y, aún más importante, a quererme tal y como soy. No ha sido un proceso fácil, te lo aseguro, por eso, además, me siento orgulloso de haber llegado a tal resultado.

¿Sabes?, aprender a quererte a ti mismo pasa, inevitablemente, por empezar a aceptar tus defectos y, sobretodo, por aprender a cambiar ese horrible nombre: “defecto”, por uno más hermoso y cercano a la realidad: “aptitud”.

Tú también podrías hacerlo si te atrevieras a salir de tu zona de confort, esa tan atrayente donde todo lo que te pasa y rodea crees que ocurre bajo tu control. Se está bien ahí, es cierto, pero créeme si te digo que fuera hay una realidad mucho mejor. Y ya que hablo de accesos externos, permíteme que haga lo mismo con los internos porque, precisamente, dentro de ti, es donde se encuentra la llave para salir afuera.

En fin, eso es todo. Espero que entiendas que podría haberte contado mis logros, todos los títulos universitarios a los que dediqué esfuerzo, tiempo y dinero, las menciones honoríficas, los ascensos en el trabajo, etc.

Pero he preferido presentarme contándote mi auténtico currículum vitae, el que más alegrías me ha dado, para el que no existe grado ni nota: me quiero porque me comprendo.

Soy emocionalmente inteligente.

Esteban García Valdivia (Emotiva CPC)
www.estebangarciavaldivia.com
www.facebook.com/egvaldivia
@egarciavaldivia

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestra
Newsletter

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This